Primer Ensayo sobre Las Islas Imaginarias

                                                                                           Video Still. Mi cuerpo una Isla. 00:01:46. 2019

 

 

 

 

Primer ensayo sobre las Islas Imaginarias , una propuesta multimedios desarrollada por Indira Montoya (Arg) y Agostina Flamini (Esp) que reflexiona en torno

a los retos de la experiencia migratoria a través de un ejercicio de comunicación y afecto a distancia.

En Primer ensayo sobre las islas imaginarias, Montoya y Flamini, a través de un ejercicio colaborativo de lectura del libro El Amor de Marguerite Duras, desarrollan estrategias para vencer la distancia y que a su vez se articulan como una muestra que organiza esos intentos a través de proyectos de fotografía, vídeo, escritura y performance.

 

 

 

 

                                                                                              N/T. 88 photographs in 200x100cm. 2019

 

 

 

Primer ensayo sobre las islas imaginarias - Agostina Flamini, Indira Montoya


Leer un libro de a dos como un puente en el océano. Hacer preguntas hasta el cansancio. ¿Qué emerge del espacio liminal? Un trazo. Un llamado. Bailar a la distancia, telepáticamente. Volverse fantasmagoria, lo tangible en lo inmenso. Trazas de aves migratorias casi invisibles nos conectan y nos escriben.
Nuestras camas copian el trayecto de los diálogos. Nuestros pies absorben una caminata que no puede ser. Por caminos de montañas, cruzar el mar, cruzar la hora. Al interior de relatos ingenuos la pregunta por el obrar.
El primer ensayo sobre las islas imaginarias es la apertura del archivo de trabajo (2015 - 2019) de las dos artistas quienes durante estos años leyeron de a dos, a la distancia, el libro “El Amor” de Marguerite Duras. De estas lecturas y de un diálogo interminable aparecen series de ejercicios, textos e intercambios en relación a nuestros contextos y vidas. Cada una desde una isla reconstruida: Una en el mar en Tenerife/Lanzarote, la otra en un pueblo minúsculo de montaña, (y al medio el océano, continentes) producen catálogos aún no organizados de reminiscencias como si fuera posible crear el universo a partir de
fragmentos inconexos.
Lo visible nos orienta: reescribir, congelar la imagen, reproducir el tiempo visual y sonoro incontables veces. Qué operaciones son posibles en medio de la torpeza, a contramano de lo imperturbable. Hacer de modo perpendicular. Marcar la tierra golpeando una piedra. Y que de esa marca no quede nada.
Si hoy te escribo es porque cuando escuché los pájaros por primera vez todavía no conocía otro lenguaje. ¿En qué idioma se puede decir la imagen? Tu abuela, mi familia, las costras del pasado que se caen y desnudan la entropía: el agotamiento de la materia. Lo que se mueve a perpetuidad, hacia el calor. Quisimos organizar el caos y no hicimos nada más que reproducir muchas veces el mismo gesto. Trasladamos las ruinas de un templo desde-hacia ninguna parte. Como si fuera posible trasplantar una planta sin llevarnos con ella todo el territorio. ¿Sabías que mi apellido materno significa palmera? ¿Ves cómo ahí los milenios de recorrer el desierto quedan sellados en la piedra del lenguaje? Volvamos a tomar el agua de algún pozo. Agua de mar para morir de sed. Agua de estos ríos para arrasar el paleozoico hasta otra mineralización. ¿Sabías que el clima es una era geológica?
El destino de las cosas: ser un vestigio de las esperanzas. Si hoy te escribo es porque entre los dedos puedo contener lo inacabado. Con el polvo y con las cenizas, ¿qué escritura es posible?


Indira Montoya - Septiembre 2019

 

 

 

Primera presentación del proyecto Las Islas Imaginarias en Espacio CóMPLICES  como propuesta para  Hybrid Festival  , festival de espacios alternativos. Septiembre 2019.

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© agostinaflamini.com